¿Qué es mejor el parquet sintético o de madera natural?

Son muchos los clientes qué pregunta qué es mejor: el parquet sintético o de madera natural. La respuesta no puede ser única. Dependiendo de cada caso y cada situación la elección será diferente. Por esta razón, hemos querido resumir algunas de las principales características y diferencias en este artículo. De esta forma, podréis tener una idea sobre los principales elementos de cada uno y tomar la decisión adecuada. No te dejes fiar por la primera impresión y examina el material a fondo después de leer nuestros consejos.

Parquet sintético o de madera natural: decoración

Cuando nos disponemos a adquirir un pavimento, el primer aspecto que tenemos en cuenta es su estética. Todos queremos instalar un pavimento que cree la sensación de encontrarnos en una vivienda de revista dentro de nuestro hogar. Para ello, la apariencia suele ser fundamental a la hora de tomar una decisión. En este aspecto, elegir parquet sintético o de madera natural puede ser una opción muy personal. En algunas ocasiones, a pesar de las posibles diferencias, nuestros gustos se decantan por uno u otro independientemente de los consejos de las revistas o profesionales. Esto debe ser siempre así, ya que somos nosotros los que habitaremos en nuestra casa y no los profesionales de las revistas.

A pesar de eso, la gran mayoría de los clientes, instaladores, decoradores… suelen ser partidarios de instalar un parquet natural. En este caso, los suelos suelen estar compuestos por maderas nobles, con la elegancia y calidez de este material. Por este motivo, aportará a nuestro espacio el aspecto que estamos buscando.

Sin embargo, por otro lado, el parquet sintético ha experimentado grandes avances en los últimos años. De esta forma, en la actualidad, nos encontramos con suelos que consiguen un aspecto muy similar a la madera natural. Tanto es así que en algunas ocasiones su diferenciación del parquet de madera natural es casi imposible. La mayor diferencia reside en la igualdad y continuidad del pavimento sintético frente a las variaciones, vetas, nudos y diferencias que se pueden apreciar en la madera natural. Sin embargo, en ambos casos, la variedad de modelos, colores y formatos es inabarcable y las opciones son inmensas.

Parquet sintético o de madera natural: el factor económico

Sin duda, a la hora de elegir entre un parquet sintético o de madera natural, el factor económico es bastante determinante. Sin embargo, para ello, debemos tener en cuenta varias características. Por un lado, el coste inicial de cada producto. Y por el otro, el precio de su mantenimiento. Así, podremos tener una referencia adecuada sobre el coste real de instalar uno u otro pavimento.

En cuanto al primer de estos factores, el precio inicial, la madera natural pierde de forma holgada. El parquet de madera natural supone un coste inicial bastante superior al precio de un parquet sintético. Esto es debido al precio de la madera y a la cantidad de esta que incorpora cada uno de ellos. El parquet de madera natural tiene una proporción menor de componentes químicos. Sin embargo, esto no quiere decir que el parquet sintético tenga una calidad inferior a éste. Así, actualmente podemos encontrar una amplia variedad de modelos de parquet sintético con calidades iguales a las del parquet natural. Por esta razón, los precios del parquet sintético también variarán en función de la calidad del mismo.

Por otro lado, el mantenimiento de ambos pavimentos también supone un coste. Así, un menor trabajo para conseguir un buen aspecto afectará directamente al bolsillo de los usuarios. Así, el parquet sintético se puede limpiar de manera fácil gracias a una mopa o aspiradora. Sin embargo, para el parquet natural necesitaremos poner más atención. Demasiada agua o demasiada fuerza pueden dañar el suelo de manera irreversible. Por el contrario, el parquet natural puede acuchillarse cada cinco o diez años y mantener el aspecto del primer día. Esto no es posible con un parquet sintético y una vez que se estropea es necesario cambiarlo. Pero antes de tomar cualquier decisión, debemos tener en cuenta que la mayoría de parquets sintético llevan una garantía de 20 años asociada. Así, la duración del mismo es bastante amplia antes de que podamos pensar en retirarlo e instalar uno nuevo.

Parquet sintético o de madera natural: dureza

Por último, otro factor para elegir un parquet sintético o de madera natural es la resistencia. Normalmente, los clientes se preocupan por la posibilidad de que su pavimento se raye o arañe con facilidad. Un objeto que se cae sobre el suelo, andar con los zapatos de calle, un niño con un juguete… estos elementos pueden destrozar en un abrir y cerrar de ojos un pavimento sin mucha dureza. Por esta razón, los usuarios buscan suelos que aguanten los suficiente para disfrutar del aspecto del primer día durante el mayor número de años.

De esta forma, la madera natural es un material que sufre mucho en este aspecto. Así, en el caso de estar pensando en instalar un parquet para un lugar con un alto tránsito de personas o con animales que residen en la vivienda, la mejor opción será colocar un parquet sintético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *