Lamparquet, ¡los clásicos nunca fallan!

Hoy os traemos el artículo: “Lamparquet, ¡los clásicos nunca fallan!” para que conozcáis todos los secretos acerca de este pavimento. De esta forma, podréis tener todos los detalles necesarios antes de tomar una decisión. Así, el lamparquet os parecerá una gran opción para la decoración de vuestro hogar. La época dorada de este solado parece que ya pasó. Sin embargo, aún se le puede servir de gran utilidad y sacarle mucho provecho. De esta forma, conseguiremos un aspecto singular y personalizado para nuestra vivienda.

Lamparquet: generalidades

El lamparquet es un tipo de parquet compuesto por tablillas de madera natural. Hace varios años tuvo un gran éxito gracias a las cualidades estéticas que ofrecía. Así, se trataba de un pavimento con una infinidad cantidad de posibilidades.

Este tipo de pavimento recibe también el nombre de parquet pegado. Esto es debido a su forma de instalación. Así, durante la década de 1950, este solado tuvo una época de esplendor y fue utilizado mayoritariamente. Sin embargo, el lamparquet ha ido perdiendo cuota de mercado frente a las tarimas flotante o parquet multicapa. Por este motivo, cada día es menos común encontrar este tipo de suelos. Antiguamente, además, con las tablillas sobrantes del lamparquet se realizaba el parquet industrial. De esta forma, se aprovechaba y reciclaba toda la madera.

A diferencia de los parquet modernos, el lamparquet se compone de tablillas de pequeño tamaño. De esta forma, las lamas de los elementos actuales ofrecen un diseño diferente. Además, en el lamparquet las tablillas se unen median adhesivo unas con otras. Para su correcta colocación existe la normativa de calidad UNE-EN 13227. De esta madera, se regula que el lamparquet ofrezca las mejores condiciones a los usuarios del mismo. En ella, se determinan las dimensiones de las tablillas y la formación de los cantos.

Para la colocación del lamparquet, se encola la base donde irán ubicadas las tablillas y, posteriormente, se lijan las juntas. Éstas deberán quedar bien selladas. Por último, se aplica el barniz pertinente para proteger el suelo y facilitar su limpieza.

Para la creación de estos pavimentos se puede utilizar cualquier tipo de madera. No importa si son maderas del entorno u otro tipo de maderas más exóticas. Así, el roble y el pino o la jatoba, el iroko o el cumaru son utilizadas para fabricar lamparquet.

Lamparquet: ventajas

El lamparquet ofrece una gran cantidad de ventajas para los usuarios que deciden instalarlo. Así, una de las principales es su durabilidad y gran calidad. Debido a su composición mediante madera maciza, la calidad del pavimento es total. De esta forma, encontramos algunos solados de lamparquet que llegan a durar hasta 50 años o más. Además, su composición nos ofrece unas condiciones inmejorables de elegancia y confortabilidad para el suelo. El lamparquet se convierte así, en una de las opciones más distinguidas para nuestro hogar.

Por otro lado, otro de los puntos fuertes que ofrece el lamparquet es su versatilidad. De esta forma, gracias a su composición a base de tablillas, se adapta a una gran cantidad de estilos decorativos diferentes. Así, se puede elegir la colocación en espiga, fajeados, en damas… Todas las opciones son posibles con el lamparquet. Además, también permite la creación de estilos únicos e inimitables. De esta manera, la personalización y adaptación a nuestros gustos es total. Así, se puede combinar con distintos colores. Esto lo convierten en un suelo perfecto para negocios u oficinas que quieran ofrecer un aspecto moderno y cosmopolita.

Por último, una de las grandes ventajas del lamparquet es su facilidad para ser reparado. Así, la tablilla de lamparquet que sufra algún tipo de daño puede ser sustituida de forma individual. De esta manera, nos evitamos tener que levantar todo el suelo o desmontar una gran parte del pavimento. Así, el ahorro económico y temporal es una de las ventajas en la reparación del lamparquet. Por último, para que todo el lamparquet tenga el mismo aspecto, solamente habrá que volver a aplicar el barniz adecuado.

Lamparquet: desventajas

A pesar de la gran cantidad de ventajas que ofrece el lamparquet, también existen algunas desventajas. Así, su instalación, lenta y laboriosa, es uno de los principales impedimentos para su elección. Debido a esto, el lamparquet cuesta una cantidad mayor de tiempo y dinero para ser instalado en nuestra vivienda. Al contrario que otros solados más actuales, su instalación debe ser realizada por un profesional. Además, la casa deberá ser desalojada por completo con la consiguiente molestia.

Además, el lamparquet debe ser terminado in situ, con lo que conlleva un gasto y una inversión de tiempo mayores. Así, el pegado, barnizado y lijado se deben realizar en la obra al no venir las tablillas preparadas desde la fábrica. De esta manera, el lamparquet es un producto más caro que otros modelos de parquet más modernos. Así, su popularidad ha ido disminuyendo hasta convertirse en un tipo de parquet muy poco utilizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *