¿Suelos laminados baratos? Cuáles son los requisitos mínimos

Existen multitud de suelos laminados baratos, sin embargo, ¿cuáles son los requisitos mínimos que debemos buscar? ¿A qué elementos debemos prestar atención a la hora de adquirir un suelo laminado? Estas cuestiones suelen ser fundamentales cuando nos disponemos a comprar un pavimento para nuestra vivienda. Por esta razón, hemos desarrollado un artículo con algunas características necesarias para el suelo de nuestro hogar. Independientemente del precio, estos elementos deben estar presentes en la madera seleccionada.

Requisitos mínimos suelos laminados baratos: el grosor del tablero

En el mercado encontramos multitud de suelos laminados baratos. Sin embargo, esto no quiere decir que, por ello, tengan una calidad inferior. Podemos encontrar suelos laminados baratos con unas especificaciones adecuadas para ser instalados en nuestro hogar. Así, uno de los primeros elementos a los que debemos prestar atención es el grosor del tablero.

El grosor del tablero en los suelos laminados es uno de los criterios de calidad más evidentes. De esta forma, cuanto mayor sea el espesor, mayor será la resistencia y, por ese motivo, mayor la calidad. De esta forma, si estamos pensando en adquirir un pavimento de calidad, el espesor mínimo recomendado es de 7 milímetros. Por debajo de esta cifra, el suelo ser resentirá con facilidad y deberemos sustituirlo al poco tiempo de su instalación. Por otro lado, si vamos a instalar un parquet multicapa, para que la calidad sea suficiente, la capa superior de madera noble no deberá tener un espesor inferior a los 2,5 milímetros.

Requisitos mínimos suelos laminados baratos: la resistencia al desgaste

En segundo lugar, aunque parezca una característica similar, debemos prestar atención a la resistencia al desgaste. Si bien es cierto que las maderas con un grosor mayor tienen una resistencia mayor, esto no se cumple siempre. De esta forma, existen otros factores que influyen en la resistencia de los suelos laminados.

Por esta razón, para estar seguros de que nuestro suelo va a aguantar el tiempo necesario, debemos fijarnos en su categoría. Por ello, la recomendación es no adquirir nunca una madera con una categoría inferior a AC3 para un uso doméstico. Sin embargo, si en nuestra vivienda tenemos niños o algún animal doméstico, esta elección debe ascender hasta la categoría AC4. Este mismo pavimento debe ser elegido en caso de estar pensando en instalarlo en un lugar doméstico o con un amplio tránsito. Tanto es así, que en el caso de lugares públicos como restaurantes o tiendas, la elección del suelo laminado debe irse hasta una tarima de composición AC5. Si quieres saber las diferentes características de las categorías AC, puedes consultarlas en nuestro artículo dedicado a ello.

Requisitos mínimos suelos laminados baratos: el acabado

Uno de los elementos más personales a la hora de elegir un suelo laminado es su acabado. Así, los requisitos mínimos en suelos laminados para el acabado suele fijarlos el propio usuario. Sin embargo, podemos daros algunos consejos que os ayudarán a entender mejor la estética más adecuada. Para ello, debemos tener en cuenta el aspecto global de nuestra vivienda.

De esta forma, si contamos con una decoración vintage, buscaremos suelos con un aspecto más natural y juntas claras. Por otro lado, si nos encontramos con un estilo más tradicional, el aspecto de la madera deberá ser más natural. Y, por último, si nuestra casa posee un estilo minimalista, podemos incorporar suelos laminados con tonos más suaves o claros. Para ello, existen multitud de opciones que podemos escoger sin que ello afecte de sobremanera a nuestro bolsillo.

Requisitos mínimos suelos laminados baratos: el fabricante

Como en cualquier objeto que adquirimos para nuestra vida diaria, el fabricante es un elemento determinante. Así, la trayectoria de la empresa y la calidad atesorada por sus productos son una buena referencia. Para ello, una rápida búsqueda por internet o una consulta en la tienda nos puede ayudar a conseguir el pavimento adecuado.

De esta forma, encontrar un suelo laminado barato de un fabricante reconocido es sinónimo de garantía. Normalmente, las grandes compañías no arriesgan en la calidad de sus productos a pesar del precio. Por este motivo, si nos encontramos con un pavimento económico de una famosa empresa, los motivos serán distintos a la disminución de la calidad.

Requisitos mínimos suelos laminados baratos: la garantía

A pesar de seguir todos los pasos que os hemos mencionado, el riesgo de adquirir un suelo laminado defectuoso es aún posible. Por esta razón, para evitar problemas mayores, otro factor que debemos tener en cuenta es el periodo de garantía.

De esta forma, en caso de que el pavimento tenga algún tipo de defecto o problema, nos aseguraremos su devolución. Así, estaremos cubiertos frente a los posibles imprevistos que puedan surgir. Cuando encontramos un suelo laminado con un periodo de garantía demasiado reducido, resulta sospechoso.

Por último, como requisito mínimo en suelos laminados, nos encontramos con el factor ambiental. De esta forma, encontramos sellos de calidad ambiental incluso en suelos laminados baratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *