Ofertas de tarimas flotantes

Las mejores ofertas de tarimas flotantes solo se consiguen fijando nuestras necesidades. Por esta razón, lo mejor antes de adquirir ningún pavimento es tener bien claro que estamos buscando. Así, debemos marcarnos unas pautas generales que tener en cuenta a la hora de desplazarnos a la tienda o comprar por Internet. Para ello, la disposición, el espacio donde se va a instalar, la climatología, la estética… todo esto debe ser tenido en cuenta. Así, una vez que fijemos unos parámetros básicos, podremos comparar y conseguir el mejor precio. Por el contrario, si nos lanzamos directamente a la compra del material, probablemente acabemos pagando más de lo necesario y presupuestado.

Ofertas tarimas flotantes: dureza

Uno de los principales puntos a los que debemos prestar atención ante una oferta de tarima flotante es a su dureza. Así, en algunas ocasiones encontramos que productos con una estética y denominación adecuada reducen su precio al reducir su dureza.

La dureza se corresponde con el resultado que ofrecen determinados suelos ante los test de abrasión. De esta forma, a través de una máquina con rodillos provista de lija se le aplican unos movimientos. La cantidad de estos movimientos que la capa superior, decorativa, aguante antes de deteriorarse, corresponde con su dureza. Para ello, a nivel europeo, se introduce la normativa EN-13329 que organiza los suelos así:

AC1. Suelos que soportan más de 900 vueltas.

AC2. Suelos que soportan más de 1800 vueltas.

AC3. Suelos que soportan más de 2500 vueltas.

AC4. Suelos que soportan más de 4000 vueltas.

AC5. Suelos que soportan más de 6500 vueltas.

AC6. Suelos que soportan más de 8500 vueltas.

Normalmente, para usos de vivienda y comerciales se recomienda como mínimo una tarima flotante de dureza AC3.

Sin embargo, hablando de dureza no todo es la clasificación AC de las maderas. Así, en muchas ocasiones, existen maderas dentro de una misma resistencia, pero con una importante diferencia de vueltas soportadas. Así, además de a la clasificación AC, debemos prestar atención a otras denominaciones. Para ello, junto a estas letras aparecen número como: 23, 32, 33… que nos ayudan a elegir el lugar adecuado para colocar ese suelo. De esta forma, el primer dígito designa la clase y el segundo la calidad.

Ofertas tarimas flotantes: estética

La estética, como en otros ámbitos, también afecta al precio de una tarima flotante. De esta forma, si estamos pensando en instalar un suelo con un formato muy demandando, el precio se verá incrementado. De la misma manera que sucede con la ropa o los objetos de ocio, la tendencia marca el precio de un producto.

Sin embargo, en algunas ocasiones, esto también puede beneficiarnos. Así, debido a esto, muchas compañías sacan grandes lotes a la venta de productos que son muy demandados para así sacar un buen provecho del tirón de ese estilo de decoración. Encontrar una buena oferta de tarimas flotantes que se venden en grandes cantidades es también una forma de ahorro que nos permitirá adquirir el pavimento que estamos buscando a un precio realmente competitivo.

Ofertas tarimas flotantes: consejos y advertencias

A pesar de todos estos consejos, uno siempre debe prestar mucha atención antes de comprar. En muchas ocasiones, nos encontramos con ofertas que no son tal y se convierten en un problema al instalar el suelo. Por esta razón, no debéis nunca fiaros de un precio excesivamente bajo. Si este es el caso, prestad mucha atención a la marca o el lugar donde lo estáis adquiriendo. Así, algunos factores que afectan al precio de la madera son:

La procedencia de la misma. Si vamos a adquirir una tarima de madera natural, debemos prestar especial atención. En el caso de las tarimas tropicales existen muchos problemas con las mismas. De esta forma, en alguna ocasión podemos encontrarnos con maderas de aspecto similar pero que nada tienen que ver en cuanto a características. En este grupo encontramos especies como la Teca de Birmania o la Teca de plantación que se cultiva en África. Esta segunda posee unas características inferiores a la primera ya que se cultiva para favorecer un rápido crecimiento.

La composición de la tarima. En el caso de estar pensando en adquirir una madera de composite, su procedencia y composición son también importantes. Así, muchos de estos compuestos ven como se les añade un PVC de mala calidad para abaratar costes. De esta forma, se consigue un aspecto similar y un precio inferior. Sin embargo, las dilataciones que se produzcan serán muy superiores a las normales y las tablillas adquirirán una temperatura mayor. Esto repercutirá en una probabilidad mayor de rotura y en la incomodidad cuando caminemos sobre ellas. Por otro lado, en estas tarimas también debemos prestar atención a los aglutinantes y fijadores de color. Si están realizados mediante compuestos de baja calidad, perderán sus propiedades iniciales. De este modo, nos veremos obligados a su reparación o sustitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *