Decorando tu hogar con friso

Las paredes de un hogar son el último rincón para conseguir una auténtica personalización del espacio. Así, si aún no te has visto decorando tu hogar con friso, te traemos algunos consejos para ello. De esta forma, podrás combinar el estilo elegido para el suelo con esta técnica. Para ello, son necesarios algunos consejos y conocer algunas características de este material. ¡No esperes más y descubre todas las posibilidades que el friso tiene para tu vivienda!

Decorando tu hogar con friso: generalidades

El friso es un elemento que aporta calidez y original a tu vivienda y sus paredes. De esta forma, si estás cansado de las paredes lisas con un solo color, está es tu oportunidad. Decorar las particiones verticales de tu hogar con friso es una buena ocasión para darle otro estilo a tu casa.

Un friso es un elemento que se coloca tanto en paredes como en techo. De esta forma, conseguimos un efecto estético diferente en la decoración de nuestra vivienda. Sin embargo, en algunas ocasiones también se coloca con un sentido práctico. Un friso es un elemento muy común entre las buhardillas. Así, algunas de las ventajas de instalar un friso son:

La estética que éste nos ofrece en la habitación que lo instalemos. Mediante la colocación de un friso conseguiremos otorgar una calidez al espacio que romperá la tónica estética general de la vivienda en el resto de habitaciones. Además, un friso nos ofrece la posibilidad de tapar errores o desperfectos en techos y paredes.

La instalación de un friso nos ayudará a mantener el aislamiento de nuestro hogar. De esta forma, tanto el aislamiento térmico como acústico se verán beneficiados por su uso.

La facilidad de instalación de un friso lo convierten en una gran opción decorativa. De esta forma, la inversión de un menor tiempo y cantidad económica suelen ser elementos que animan a los clientes en la elección de este elemento. De esta forma, resulta más sencillo que, por ejemplo, eliminar todo el gotelé de una pared y dejarla lisa. Así, un friso puede tapar la decoración antigua y ofrecer un cambio estético en un abrir y cerrar de ojos.

Decorando tu hogar con friso: tipos de friso

Una vez que conocemos los beneficios en la instalación de un friso, la pregunta es qué friso elegir. Para ello, debemos tener en cuenta los frisos que el mercado nos ofrece y las condiciones de nuestro hogar. Así, existen infinidad de friso que pueden ser perfectos para el estilo decorativo de tu vivienda.

El friso se puede instalar a lo largo de toda la pared o mantenerse hasta una media altura. De esta forma, la parte alta de pared quedaría descubierta y con la pintura visible. Este tipo de decoración da mucho juego y nos permite una gran versatilidad. Para ello, se utilizan diferentes formatos y grosores de frisos. Además, la orientación de este elemento se puede realizar de manera horizontal o vertical según nos convenga.

En general, el friso con mayor uso es aquel fabricado mediante madera. De esta forma, la madera puede presentarse sin tratar (al natural), barnizado, pintado o teñido con algún color. Según el modelo escogido, el mantenimiento será mayor o menor y la inversión también. De esta manera, un friso barnizado, por ejemplo, requerirá un nuevo barniz cada dos o tres años.

Por otro lado, existen también frisos de melamina que imitan a la madera. Este tipo de frisos ofrecen una gran resistencia y casi no necesitan mantenimiento. Además, la limpieza de estos elementos es realmente sencilla.

Sin embargo, los frisos más utilizados son aquellos que se colocan en los cuartos húmedos. Baños y cocinas tienen una gran tradición en la inclusión de frisos en sus dependencias. Así, los frisos de PVC se utilizan desde hace varios años en estos espacios. De esta forma, se consigue una limpieza mayor en la zona gracias a su impermeabilidad al calor y la humedad.

Decorando tu hogar con friso: algunos modelos

Para decorar con friso una habitación de nuestro hogar las opciones son innumerables. De esta forma, independientemente del estilo de nuestro hogar encontraremos el elemento más adecuado para ella. Así, en Parador existen dos categorías principales para la decoración de paredes y techos: paneles decorativos y clickboard. De esta forma, cada uno de ellos ofrece unas características o ventajas. Así, la elección más adecuada deberá ajustarse a las características de nuestro hogar.

Los paneles decorativos ofrecen un aspecto más clásico basados sobre todo en motivos de madera. De esta forma, serán perfectos para una estancia más tradicional. Sin embargo, por otro lado, la opción clickboard ofrece una solución de montaje mucho más sencilla. Además, sus características estéticas están vinculadas con soluciones más vanguardistas que harán las delicias de aquellos que hayan elegido la decoración nórdica, vintage o modernista para sus hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *