¿Combinar tarimas y rodapiés? ¡Entra y descubre cómo hacerlo!

Cuando decidimos instalar un suelo de madera, combinar tarimas y rodapiés suele ser todo un reto. Por esa razón, os traemos algunos consejos para conseguirlo de forma fácil. De esta manera, podréis disponer del suelo de madera que elijáis y combinarlo con el rodapié de forma adecuada. Sabemos que la variedad de modelos y posibilidades es amplísima. Por este motivo, os dejamos algunos trucos a tener en cuenta para no volverse loco buscando el mejor modelo posible. Presta atención y consigue una combinación perfecta entre la tarima y el rodapié de tu casa.

Tarimas y rodapiés: generalidades

Las tarimas y rodapiés han venido utilizándose en la decoración de viviendas a lo largo de la historia. Su aparición data casi de las primeras construcciones llevadas a cabo por los seres humanos. La madera, como material natural y al alcance, ha sido siempre un material elemental en el sector de la construcción. Por esta razón, tarimas y rodapiés se han utilizado a menudo en todo tipo de viviendas. Sin importar el aspecto económico. La madera era utilizada en viviendas tradicionales o en palacios de reyes o nobles. Por este motivo, su reconocimiento se ha prolongado hasta nuestros días. De esta forma, la mayor parte de las viviendas en la actualidad cuentan con madera en la decoración de sus pavimentos.

El rodapié también es conocido como zócalo o moldura. Este elemento consiste en una pieza que se ubica en la base de muros y tabiques. Tiene dos funciones principales: la protección y la estética. Se utiliza para proteger las paredes frente a golpes o rozaduras que suelen ser más comunes en la parte inferior. Por otro lado, ayudan a conseguir una continuidad, o no, en la decoración de la habitación.

Sin embargo, con los avances tecnológicos y los cambios en los estilos decorativos, encontramos una mayor variedad. De esta forma, hoy en día encontramos rodapiés fabricados de cerámica e incluso PVC para la decoración de espacios. Así, las combinaciones con diferentes tipos de solados son infinitas. De esta forma, podemos encontrar un rodapié para cada tipo de suelo. Sin embargo, las tarimas y rodapiés de madera siguen siendo la primera elección de los clientes. El aspecto ofrecido por este material es aún el favorito de los usuarios.

Tarimas y rodapiés: combinación

Tarimas y rodapiés son elementos diferentes, pero con una gran correlación entre ambos. Por este motivo, conocer los detalles fundamentales sobre su combinación es fundamental. Si queremos contar con un espacio en las mejores condiciones es totalmente necesario. Así, debemos tener en cuenta algunos aspectos necesarios que deben cumplir ambos elementos.

Los rodapiés pueden estar fabricados con diferentes materiales de madera. Así, encontramos rodapiés de madera maciza, de DM, totalmente sintéticos o incluso metalizados. Del mismo modo, la terminación ofrece un sinfín de posibilidades. Desde acabados lacados hasta pintados con el color elegido por el cliente, todo es posible.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta el tamaño del rodapié. Los rodapiés suelen tener una altura de 7, 12 o 15 centímetros. De esta forma, dependiendo del aspecto general del espacio, podremos elegir uno u otro modelo. Si lo que estamos buscando es una habitación más estilizada, instalaremos rodapiés de mayor tamaño. Si, por el contrario, contamos con un techo más bajo y queremos conseguir una sensación más homogénea en la habitación, la elección adecuada para el rodapié será una dimensión menor. De esta forma, tarimas y rodapiés nos ayudan a conseguir el aspecto adecuado en nuestro hogar. La combinación de ambos es muy importante para mantener la misma línea de diseño.

Por último, los rodapiés ofrecen diferentes aspectos que varían en la forma del mismo. Así, encontramos rodapiés curvos, con cantos redondos, con molduras…

Tarimas y rodapiés: suelo, puertas y paredes

Cuando vamos a tomar la decisión de instalar un rodapié en nuestra vivienda, son varios los factores a tener en cuenta. Así, las tarimas y rodapiés deben ser tenidos en cuenta en la decoración de nuestro hogar. Sin embargo, las puertas y las paredes también tienen que tener un peso importante en la elección. En este sentido, nos encontramos con que muchos de los rodapiés siguen la línea de las puertas. Así, puertas y rodapiés completan la decoración del suelo en contraposición con las paredes. De esta forma, el contraste suele producirse con las tonalidades de los muros.

Actualmente, existe una corriente de decoración estilo nórdico que inunda todos los hogares europeos. Por este motivo, una de las posibles opciones pasa por apoyarnos en los rodapiés de nuestra vivienda para completar este estilo decorativo. Así, los zócalos lacados en blanco nos ofrecen la solución perfecta para la decoración nórdica. Los rodapiés pueden continuar la tonalidad de la pared y contrastar perfectamente con el pavimento. Así, la combinación marcará de forma profusa la diferencia entre horizontalidad y verticalidad. Para ello, es posible contar con rodapiés de madera, chapeado o en DM. De esta forma, el aspecto de tu vivienda conseguirá sacar lo mejor de cada estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *