Los suelos de madera para piscina una apuesta segura

Los suelos de madera para piscina son una apuesta segura. De esta forma, se consiguen las ventajas de un material que otorga calidez, naturalidad y elegancia al espacio. Sin embargo, para ello, debemos prestar mucha atención a los diferentes modelos existentes en el mercado. Así, las posibilidades que tenemos son innumerables. Por ello, tener en cuenta una serie de consejos y detalles nos ayudará en nuestra elección. Por este motivo, permanece atento a este artículo y descubre cómo elegir el suelo de madera pisciana que se adapta a tus necesidades.

Suelos de madera para piscina: consejos previos

Antes de elegir suelos de madera para piscina, debemos tener en cuenta algunas características básicas. De esta forma, el aspecto general de nuestra vivienda o el tipo de uso de la piscina influyen en la elección. Así, no es lo mismo buscar un suelo de madera para piscina cuando nos encontramos con un hogar de estilo nórdico o de estilo vintage. Para ello, puedes leer alguno de nuestros posts anteriores y conocer las diferencias entre ellos. Por otro lado, si la piscina va a ser utilizada por niños para diferentes juegos o, si por el contrario, se trata de una piscina de relajación instalada para los más adultos, las necesidades serán diferentes y, por tanto, el pavimento.

Los suelos de madera para piscina nos ofrecen multitud de ventajas frente a otros pavimentos. Sin embargo, por otro lado, también debemos tener en cuenta que en el momento de instalar un pavimento de madera estaremos adquiriendo una responsabilidad de mantenimiento que supondrá una mayor inversión de tiempo y dinero. Para ello, como veremos más adelante, podemos encontrar suelos de madera natural o sintético. Cada uno de ellos nos ofrecerá diferentes soluciones y características.

Por último, también es importante fijarnos en las condiciones climatológicas del entorno. Así, la cuestión del clima es importante y no será lo mismo instalar un pavimento en el sur o en el norte. De esta manera, los suelos de madera para piscina nos ofrecen múltiples opciones en función de nuestra localidad. Para ello, el mejor consejo posible es preguntar a los especialistas que se encargan de vender los productos. Una vez les indiquemos la climatología de nuestro entorno ellos podrán darnos varias opciones.

Suelos de madera para piscina: natural

Los suelos de madera para piscina nos ofrecen una confortabilidad y sensación al tacto sin competencia. De esta forma, unidas a la naturalidad y la elegancia son características muy valoradas para elegir estos suelos. Para ello, podemos contar con suelos de madera para piscina de composición natural. Así, algunas de sus especificaciones son:

Los suelos de madera para piscina a base de madera natural están compuestos por norma general de: teka, ipe o iroko. De esta forma, el precio suele ser más elevado. Sin embargo, existen también algunos suelos a base de madera de pino más económicos.

Este tipo de suelos cuentan con un aspecto estético incomparable. Así, si estamos buscando un pavimento que otorgue elegancia al espacio, está es la elección. Su integración con el espacio exterior natural será total. De esta forma, tendremos una homogeneidad alrededor de toda la zona de baño exterior de la vivienda.

Como ya hemos comentado, una de sus desventajas es el mantenimiento. De esta forma, los suelos de madera para piscina de madera natural son menos económicos. Su composición hace que debamos aplicarles un tratamiento cada poco tiempo. De esta forma, para mantener el aspecto como el del primer día es necesaria una inversión importante.

Suelos de madera para piscina: sintético

Tras el auge de los suelos de madera para piscina, surgieron los suelos sintéticos. De esta forma, se trataba de conseguir un pavimento más asequible y duradero. Para ello, la composición de estos suelos aúna maderas naturales con compuestos químicos. Así, se consigue el aspecto natural y una mayor dureza y durabilidad. Por este motivo, este pavimento cada día gana más adeptos.

Los suelos para madera sintéticos se conocen también como tarima tecnológica. Reciben esta denominación debido a composición a base de polímeros, fibras naturales y aditivos. De esta forma, se mejoran todas las características del pavimento como su aspecto y durabilidad. Con ello, los suelos para madera sintéticos ofrecen un aspecto natural, antideslizantes y resistencia a la humedad y al cloro. De esta manera, se convierten en una opción más que segura para los más pequeños de la casa. Así, no tendrás que preocuparte por resbalones o posibles imprevistos. Además, el mantenimiento de este tipo de pavimentos es mínimo. Por este motivo, permanecerán durante mucho tiempo como el primer día.

Sea cual sea tu elección, los suelos de madera para piscina representa un opción única y segura para tu hogar. Tanto tú como los tuyos disfrutaréis de un entorno seguro, cálido y cómo donde aprovechar el espacio exterior. ¡No esperes más tiempo y decídete por un suelo de madera para piscina!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *