¿Estás buscando suelos para jardín?

¿Estás buscando suelos para jardín? Pues te traemos algunos consejos para que puedas elegir de la mejor forma posible y que se adapte a tus necesidades. Sabemos que la zona exterior de tu vivienda también merece un aspecto elegante y distinguido. Por esa razón, la elección debe tomarse con los conocimientos sobre los mejores materiales para exterior. Solamente de esta manera se conseguirá un pavimento duradero, eficaz y que no presente problemas.

Suelos para jardín: generalidades

Antes de instalar un pavimento en el jardín debemos tomar algunas precauciones o consideraciones. Así, los suelos para jardín se ven afectados por la climatología, la orientación, el uso, la disposición, el ambiente alrededor… Todos los factores son importantes antes de precipitarnos con una mala decisión. Por ese motivo, es importante prestar atención a todos los condicionantes que presenta nuestro espacio exterior.

En primer lugar, los suelos para jardín serán muy vulnerables frente a las condiciones climatológicas. Generalmente, los suelos para jardín se sitúan en el exterior de la vivienda. En la mayoría de las ocasiones no están protegidos por ningún techo o, si lo están, es mínimo. De esta forma conseguimos un espacio abierto y refrescante para los días más calurosos del año. Por este motivo, si residimos en una zona con un alto nivel de precipitaciones o bajas temperaturas en invierno, el pavimento puede llegar a deteriorarse rápidamente y estropearse. Esto debemos tenerlo muy en cuenta antes de adquirir ningún solado

Por otro lado, la estética general de la casa y el jardín son importantes. Por este motivo, infórmate bien sobre los distintos suelos para jardín según el estilo elegido. De esta forma, podrás mantener una uniformidad en toda la decoración de tu hogar.

Por último, es importante tener en cuenta el uso de los suelos para jardín. En algunas ocasiones, los suelos para jardín son instalados en zonas con piscina, con barbacoa o solamente para tomar el sol. Por este motivo, dependiendo de los distintos usos, el suelo será sometido a distintos tránsitos. Así, deberemos escoger un suelo con mayor o menor resistencia según el uso que queramos darle.

Suelos para jardín: madera

Si bien es cierto que todos los puntos anteriores son necesarios y deben ser tenidos en cuenta, el material por excelencia es la madera. Así, la gran mayoría de los jardines poseen un pavimento de madera exterior. De esta forma, se consigue aunar la naturalidad del material con el resto de elementos del jardín. Además, se dota al espacio de una calidez y elegancia que solo este material consigue para los espacios. Por este motivo, existen, principalmente, dos tipos de pavimentos para exterior: madera natural o madera sintética.

La madera natural se utiliza en espacios más benévolos. Así, es recomendable en zonas sin muchas lluvias y espacios sin mucho tránsito. Esto es debido a que su carácter natural la convierten en el principal objetivo para la degradación. Y, si bien es cierto que su recuperación es sencilla, la inversión de tiempo y dinero son elevadas. Por esta razón, se aconseja siempre su instalación en lugares donde la madera no vaya a sufrir mucho. Pequeños jardínes, zonas privadas o solárium son los espacios más recomendados para estos suelos para jardín.

Por otro lado, tenemos la madera sintética. La madera sintética cuenta con componentes derivados del plástico para fortalecer la composición de las tables. De esta forma, obtenemos un producto con un aspecto similar al natural pero más resistente. Así, los suelos para jardín de madera sintética son recomendables en la gran mayoría de las situaciones. Su precio, más económico, y su mantenimiento, más reducido, lo convierten en una solución casi perfecta para aquellas zonas en las que vamos a contar con mucho tránsito de personas o en aquellos lugares donde la climatología suele causar estragos. Es cierto que el aspecto no es el mismo que el de la madera natural. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, no difieren mucho.

Suelos para jardín: otras soluciones

Además de la madera, existen otras posibilidades de instalación en los suelos para jardín. De esta manera, las opciones son múltiples y variadas. Así, podremos adaptar el estilo de nuestro jardín con el resto de la casa. Sin embargo, la mayor parte de las soluciones de suelos para jardín que no utilizan madera están compuestas por materiales químicos. Así, los plásticos son los elementos más utilizados para este propósito.

Otra solución que aparece mucho en los suelos para jardín son las baldosas de pizarra. Sin embargo, un inconveniente es que este material es bastante resbaladizo. Así, cuando residimos en una zona con un alto grado de humedad, corremos el riesgo de llevarnos algún tropezón. Por ese motivo, si no te convence ninguna de las opciones presentadas anteriormente, lo mejor es dejar el suelo de forma natural con la hierba y disfrutar de un jardín un tanto “silvestre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *