¿Usar o no usar barniz para parquet?

¿Quieres saber si debes usar o no usar barniz para parquet? Hemos preparado un artículo con algunos consejos sobre este material para que puedas tener toda la información. A pesar de que a priori puede parecer una opción sencilla de llevar a cabo, no todo son cosas positivas. Por este motivo, conviene saber cuáles son los elementos negativos de usar barniz para parquet. Por otro lado, no todos los barnices son iguales, por eso, debemos conocer bien este material antes de tomar una decisión.

Usar o no usar barniz para parquet: ventajas

A la hora de tomar la decisión sobre si usar o no usar barniz para parquet, debemos ser muy cuidadosos. Así, en cualquier caso, debemos examinar las opciones existen y las ventajas y desventajas que nos ofrece la aplicación de este material. De esta forma, algunas de las ventajas que podemos encontrar en el uso de barniz para parquet son:

El barniz para parquet ofrece una capa “extra” de protección sobre el pavimento de nuestra vivienda. De esta manera, contar con una capa de barniz ofrece al solado una duración mayor. Gracias a los compuestos del barniz, se forma una “película” superior que será la que se irá degradando mientras el parquet permanece inalterado.

EL barniz facilita la limpieza del parquet. Como bien es sabido por todos los usuarios, la madera es un material muy sensible al agua. Así, la aplicación de una capa de barniz nos ofrece una protección frente al agua que conseguirá facilitar la limpieza del mismo. Por otro lado, el barniz consigue crear una superficie continua que dificulta que la suciedad quede atrapada en el interior de algún hueco o endidura.

Una de las opciones que se existían antiguamente eran los aceites. Este tipo de elementos ofrecen soluciones más naturales y ecológicas al mismo tiempo que ofrecen un aspecto más natural a nivel estético. Además, gracias a su composición, se pueden realizar reparaciones aisladas y tienen una mayor duración en el tiempo. Sin embargo, este tipo de productos requieren de una disciplina y rigor mayor en la limpieza y mantenimiento del pavimento.

Usar o no usar barniz para parquet: desventajas

De la misma forma que hemos visto algunas de las ventajas de usar o no usar barniz para parquet, debemos analizar las desventajas. Así, algunas de las más reconocibles son:

A pesar de que con el tiempo y los desarrollos tecnológicos su grado de toxicidad ha disminuido considerablemente, aún existe un pequeño grado de emisiones de compuestos químicos. Así, a pesar de no comportar un grave perjuicio para nuestra salud, esto supone, en algunas ocasiones, un factor determinante para no utilizar barnices.

Por otro lado, el barniz es un material que se deteriora con el paso del tiempo. Así, con el paso del tiempo, es necesaria su reparación. Esto no supondría una desventaja de no ser porque, una vez que el barniz se ha deteriorado, necesitamos lijar el pavimento por completo. Por este motivo, aunque apliquemos barniz para mantener el solado, una vez se deteriora, la inversión económica es elevada.

Usar o no usar barniz para parquet: tipos

A la hora de elegir un barniz para parquet, lo importante no es solamente el tema estético, sino otros factores como los ambientales, tiempos de secado, protección… Por esta razón, la elección de un barniz no es un proceso sencillo y que pueda resolverse de manera rápida. Para ello, vamos a hacer un breve repaso sobre los tipos de barniz más utilizados.

En primer lugar, nos encontramos con el barniz al agua. Este tipo de barniz para parquet es el más inocuo de todos los que podemos encontrar en el mercado. Esto significa que este timo de parquet apenas emiten ningún compuesto químico al ambiente de nuestro hogar. De esta manera, se convierte en el barniz más sostenible y recomendable en el caso de estancias para niños o lugares de estancia. Además, es un tipo de barniz inoloro que protege el suelo del efecto de la luz solar. De esta manera, la madera no pierde su color con el paso del tiempo. Por último, es aspecto que conseguimos con este tipo de barniz es más natural que con el resto de compuestos. Por otro lado, el único pero que podemos encontrar es su elevado precio.

En segundo lugar, nos encontramos con un tipo de barniz a base de poliuretano. Este barniz utiliza las ventajas de este compuesto plástico para ofrecer una gran resistencia. Así, su aspecto permanece intacto frente a la abrasión. Por otro lado, con este tipo de barniz podemos conseguir tres acabados diferentes: semibrillo, satinado y mate. Este tipo de barniz es el más utilizado por la mayoría de instaladores.

En último lugar, el barniz para parquet de precio más reducido que podemos encontrar es el de urea de formol. Antiguamente era el más utilizado, sin embargo, hoy en día está casi en desuso por problemas de porosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *