Los suelos para casas rústicas más baratos

Hemos realizado un artículo con los suelos para casas rústicas más baratos. El estilo rústico se encuentra cada día en más viviendas. Por esta razón, para completar la decoración de los muebles, textiles y paredes, traemos los mejores suelos. Así, el estilo rústico de tu hogar estará completo y no quedará ninguna duda de que nos encontramos en un lugar que ofrece calidez, naturalidad y tradición.

Suelos para casas rústicas: el interior

Para aconsejar un suelo para casas rústicas adecuado y barato debemos primero separar las zonas de la vivienda. De esta forma, las zonas interiores como el comedor o las habitaciones deben ser analizadas por separado. En estos espacios, queremos disponer de pavimentos que nos aporten calidez, naturalidad y comodidad. Para ello, sin duda alguna, la mejor solución es instalar un solado de madera. Este material consigue aunar las características necesarias con el aspecto rústico que estamos buscando.

En segundo lugar, una vez tenemos clara la estancia, debemos tener en cuenta el tipo de madera. Así, las maderas más económicas para suelos para casas rústicas son las tarimas sintéticas. Estas tarimas nos ofrecen grandes beneficios como la facilidad de instalación, la resistencia y el bajo mantenimiento. Además, disponemos de un amplio abanico de posibilidades para elegir el suelo que más se adapte a nuestro gusto. Así, podemos decorar de la forma rústica que más nos apetezca sin renunciar a ningún tipo de detalle. Desde tarimas de imitación madera hasta otras con un marcado carácter vintage, la madera nos ofrece un sinfín de posibilidades.

Sin embargo, también tenemos otras posibilidades que se ofrecen hoy en día y cada vez utilizan más clientes. Así, los suelos de bambú comienzan a hacerse un hueco en el mercado de los suelos para casas rústicas. Su precio económico y su diseño natural acabarán por convencer a una gran cantidad de usuarios. De esta forma, conseguimos el aspecto y el tacto deseados para espacios como el dormitorio. Además, no dejaremos atrás el toque de elegancia necesario para otras habitaciones como el comedor.

Suelos para casas rústicas: el exterior

El aspecto exterior de las casas rústicas también es importante para conseguir la homogeneidad adecuada en la decoración. De esta forma, los suelos para casas rústicas de exterior deben ser tenidos muy en cuenta. Para ello, la elección principal suele ser disponer de un pavimento de madera de pino.

La madera de pino ofrece al pavimento exterior las garantías adecuadas para poder disfrutar de éste el mayor número de años posibles. Además, a nivel estético, contiene unas características inigualables en los suelos para casas rústicas. Su integración con el entorno es total y el precio es muy inferior al de otras maderas de procedencia exótica. Por otro lado, la madera de pino tiene grandes ventajas en cuanto al carácter antideslizante de la misma.

Sin embargo, si estás pensando en instalar otro tipo de madera, nuestra recomendación es la tarima de bambú. Así, este material presenta una gran resistencia frente a las inclemencias del tiempo y un aspecto estético envidiable. Además, este tipo de madera resulta muy económica y sencilla de instalar. Por este motivo, cada día son más las personas que se deciden por su instalación en los suelos para casas rústicas de exterior.

Suelos para casas rústicas: las zonas húmedas

Algunas de las habitaciones más sensibles a la hora de instalar suelos para casas rústicas son las zonas húmedas. En este caso, nos referimos a los baños y cocinas. Así, cuando queremos colocar un pavimento de estas características, son varios los condicionantes a tener en cuenta. Por un lado, el factor principal para elegir un pavimento es la alta probabilidad que tiene ese solado de recibir líquidos. Así, la protección frente a la humedad debe ser total. Por otro lado, estas zonas de la casa suelen contar con un alto tránsito de personas, lo que las convierte en habitaciones más vulnerables frente a la degradación del suelo.

En este caso, los suelos para casas rústicas en las zonas húmedas más aconsejables son las tarimas de imitación de baldosas hidráulicas. De esta forma, combinamos la estética de los suelos más tradicionales con las ventajas de las tarimas sintéticas modernas. Sin embargo, si estamos buscando soluciones económicas, pero con un pequeño salto de calidad, también podemos optar por los suelos de vinilo. Este tipo de pavimentos aguanta perfectamente el trasiego de personas y son muy fáciles de limpiar y mantener. Además, cuentan con una variedad de modelos lo suficientemente amplia para encontrar lo que buscamos. No en balde, estos suelos son utilizados por muchos profesionales del mundo de la hostelería.

Por esta razón, sea cual sea la elección de los suelos para casas rústicas, mantén siempre tu criterio y tu gusto por encima de cualquier otro elemento. Solamente tú sabes que es lo que te gusta y la mejor forma de estar cómodo en tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *