Si lo que buscas es un suelo estratificado ¡Entra ahora!

Si lo que buscas es un suelo estratificado, no lo dudes, en este artículo encontrarás todas las respuestas y consejos sobre este elemento. De esta manera, podrás tomar una decisión adecuado sobre el pavimento de tu hogar. Conseguirás toda la información necesaria sobre este solado de nombre tan técnico pero de grandes características. No esperes más y descubre todos los secretos sobre este suelo y decora tu hogar como habías imaginado.

Suelo estratificado: qué es

A pesar de la complejidad de su nombre técnico, el suelo estratificado no es más que una tarima laminada. De esta forma, el nombre estratificado hace referencia a la división en capas de su composición. Por este motivo, se hace referencia a los diferentes estratos que forman el producto.

Este tipo de suelo surge en el mercado durante la década de 1980 como respuesta al parquet tradicional. De esta manera, se buscaba un producto que tuviera unas características similares a éste pero reduciendo sus costes de producción. La solución del suelo estratificado consiguió aunar el criterio de especialistas, vendedores y clientes. De esta manera, todos consiguieron un producto que se adaptaba a las necesidades de cada uno. Así, los suelos de gran parte de los hogares comenzaron a inundarse con este elemento.

Suelo estratificado: suelo estratificado vs suelo natural

Muchos se preguntarán por qué elegir un suelo estratificado frente a un suelo natural de madera. Para tener los motivos más claros, hemos decidido dejarlos por escrito:

Instalación. En la instalación no hay color, el suelo estratificado es mucho más rápido y fácil de instalar que el suelo natural. De esta manera, se puede instalar sobre el solado antiguo o, si se prefiere, sobre una capa de aislante. Así, la obra que se necesita es mínima y no hace falta romper el suelo anterior con la consiguiente molestia que eso supone. Para ello, solamente será necesario realizar un limpieza y nivelar la superficie donde va a ser colocado. Además, este tipo de suelos tienen su capa superior con la terminación de fábrica. Esto significa que una vez instalado, no es necesario realizar ninguna operación más. El suelo quedará listo para su uso desde el mismo instante que terminemos la instalación. Así, en unas 48 horas, nosotros mismos podremos realizar esta instalación sin ningún problema.

Durabilidad. Otro de los aspectos positivos que tienen estos suelos frente a la madera natural es su durabilidad. Tal es la confianza de los fabricantes que ofrecen garantías de al menos ¡20 años!

Económico. Los suelos laminados son siempre más económicos que un parquet tradicional. Además, si realizas tu mismo la instalación, aún puedes ahorrar unos euros más. De esta forma, este solado abarata mucho los costes con respecto a las maderas clásicas.

Resistencia. Otro de los aspectos donde el suelo laminado presenta mejores características es su resistencia. De esta manera, frente a golpes y arañazos, este pavimento mantiene de mejor forma su aspecto original. Además, ante la exposición a la luz solar no se degrada ni se decolora. Por este motivo, los suelos de madera laminada son realmente útiles cuando nos encontramos en casas con niños pequeños o mascotas. Por otro lado, oficinas y establecimientos públicos también son zonas apropiadas para su instalación.

Variedad. Frente a las tonalidades y las proporciones que debe guardar un parquet tradicional, el suelo laminado nos ofrece infinidad de soluciones. De esta forma, este pavimento se adapta mejor a cualquier estilo decorativo que estemos pensando en utilizar para nuestro hogar.

Mantenimiento. Su mantenimiento es muy sencillo y no necesita una gran inversión de dinero para llevarlo a cabo. Una aspiradora y una mopa serán suficientes para dejar el suelo en perfectas condiciones.

Suelo estratificado: otras ventajas

Como ya hemos visto, el suelo estratificado presenta grandes ventajas frente al suelo de madera natural. Sin embargo, sus características y ventajas no acaban ahí:

Aspecto natural. Sin llegar a ser el aspecto de un parquet, su estética es muy similar a cualquier acabado de madera natural.

Antiestático. Gracias a los avances tecnológicos, contamos con un suelo que es antiéstatico.

Suelo radiante. Instalar una calefacción radiante bajo el suelo es algo sencillo y que no conllevará ningún tipo de problemas. La mayoría de suelos laminados son compatibles con este sistema.

Continuidad. Con los solados de tarima laminada podemos conseguir una continuidad total en nuestro hogar. Así, podemos conseguir un aspecto unitario revistiendo las escaleras con el mismo suelo que el resto de la vivienda.

Cuartos húmedos. La composición de estas tarimas, al contrario que la madera natural, permite su instalación en baños y cocinas. De esta forma, gracias a su desarrollo, el agua no penetrará por el interior y la tarima aguantará en perfectas condiciones.

Protección frente al ruido. Con el sistema de estratificación, el ruido se descompone y apenas llega a la última capa. De esta forma, protege toda la vivienda, o las viviendas adayacentes, de esos molestos ruidos a mover una silla o cuanto se nos cae un objeto al suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *