¿Buscas parquets? Entra ahora y lee nuestro post

Si buscas parquets, lee nuestro post sobre las características y consejos que debes conocer para adquirir un producto de primera calidad. El parquet es, sin duda, el pavimento más utilizado a lo largo de la historia. Todo tipo de espacios han sido decorados utilizando listones de madera para ello. De esta forma, encontramos diferentes formatos y tipos en habitaciones como el comedor, dormitorio o incluso en el exterior. La madera ofrece unas ventajas inigualables de estética y sostenibilidad. Por esta razón, la gran mayoría de usuarios se decantan por este material para la decoración de su hogar.

Parquet: generalidades

El parquet tiene una larga historia que nació en tierras francesas tras el uso de éste en el Palacio de Versalles. A pesar de que su uso es anterior, este es el momento en el que se empieza a considerar como un pavimento para espacios de la clase alta como palacios, villas o residencias. El principal motivo para su uso fue la sustitución del solado de mármol que costaba mucho mantener.

A día de hoy, los pavimentos de parquet están muy extendidos y podemos encontrarlos en muchas viviendas. De esta forma, gracias a la simplificación del proceso de instalación es un pavimento popular. Además, su mantenimiento cada vez es menor y se consigue una duración de varias décadas tras su instalación. Lo más común es encontrarnos con piezas de 100 milímetros x 2,5 milímetros x 8 milímetros. Sin embargo, también existen en el mercado piezas de gran tamaño con grosores de entre 14 y 17 milímetros. De esta forma, podríamos encontrar formatos de 400 milímetros x 70 milímetros x 14 milímetros hasta 500 milímetros x 75 milímetros x 17 milímetros.

Por otro lado, existen diferentes normativas que determinan la calidad del parquet. Así, cuando contamos con un parquet macizo machihembrado podemos acudir a la norma UNE-En 13226 para descubrir las características que debe tener este tipo de pavimento. Por otro lado, para el mosaico contamos con la norma UNE-EN 13488:2003. Y, por último, para el lamparquet existe la norma UNE-EN 13227:2003. A través de todas ellas se unifican los criterios de calidad de los distintos fabricantes de parquet. Conocer las condiciones antes de adquirir un solado de madera nos ayudará a la hora de tomar una decisión acertada.

Parquet: principales características

A pesar de hablar de forma genérica de los suelos de parquet, este tipo de pavimentos son únicos. De esta forma, cada instalación en una vivienda es diferente de otra. Así, con el conocimiento adquirido tras el paso de los siglos utilizándolo, el parquet se adapta a cualquier espacio. Su carácter artesanal lo convierten en un elemento único y con una personalidad increíble. De esta forma, nuestra vivienda se tornará en un espacio diferente y customizado.

Para conseguirlo, en el mercado podemos encontrar parquet con acabados mates, brillos, semi-mates, aceitados… Sin embargo, este material también permite su modificación posterior a la instalación. De esta forma, los suelos de parquet se pueden teñir y adaptar al cambio de estilo o de decoración de nuestro hogar. Así, la personalización, la naturalidad, la calidez, la elegancia y la sostenibilidad son los factores principales para elegir un suelo de parquet para nuestra vivienda.

Parquet: tipos de instalación

El parquet no se distingue solamente por sus características internas o el tipo de madera que lo forma. De esta manera, encontramos diferentes formas de colocación que también se utilizan de forma estética. Así, según queramos obtener un dibujo u otro, podremos escoger entre los siguientes estilos:

Parquet al hilo. Esta manera de colocar este pavimento es una de las que menos trabajo conlleva comparada con el resto. De esta manera, las tablillas se colocan unas a continuación de otras. Para darle un toque más contemporáneo, las tablillas se colocan paralelamente, pero de manera asimétrica.

Parquet en espiga. Este formato es uno de los más tradicionales y utilizados a lo largo de la historia. Su utilización data de miles de años atrás en vivienda de aquellos que ostentaban algún tipo de poder. Para conseguir este formato, las tablillas se colocan de tal manera que forman un ángulo de 45º grados. Además, se pueden colocar dos tablillas para formar una “espiga doble”

Parquet trenzado. Como si de un cesto de mimbre se tratara, el parquet se coloca simulando este objeto. De esta forma, los huecos que quedan libres se rellenan con tacos de madera.

Parquet de cola de pescado. Esta forma es muy parecida al parquet en espiga. Sin embargo, su disposición simula una cola de pescado o una pluma.

Parquet en damas. Para conseguir esta apariencia, las tablillas se colocan siguiendo un patrón a base de cuadrados.

Parquet de marquetería. Este tipo de parquet utiliza incrustaciones de distintos colores formando dibujos o patrones geométricos. Su aspecto lo convierte en una de las opciones favoritas para dormitorios de niños.

Parquet industrial. Para conseguir este acabado que tan de moda está en la decoración contemporánea, las tablillas se colocan de canto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *